Contacto
Puedes seguirnos en

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Hoteles Boutique de México - Pequeños detalles grandes diferencias

    01 800 508 7923 / +52 (322) 221 2277

    La Rosca de Reyes, tradición que vale la pena compartir

    Comentarios ()
    La Rosca de Reyes, tradición que vale la pena compartir
    2017
    03
    Ene

    Varios elementos de la cultura son lo que hacen de México un País tan rico y diverso en sus usos y costumbres, tanto, que la UNESCO continúa otorgando el nombre de Patrimonio intangible y cultural a varios de sus actores, tal como la gastronomía y la charrería  respectivamente

    La presencia de las costumbres católicas no son ajenas a la propia idiosincrasia mexicana y que mejor que poder compartir con huéspedes, visitantes, comensales y con los colaboradores en la búsqueda constante de esa trillada pero necesaria palabra en la actividad turística: EXPERIENCIA, EXPERIENCIA, EXPERIENCIA…

    Las generaciones X, Y, Z, Millenials han confirmado con el paso de los últimos años que una de sus principales motivaciones del viaje es la cultural. Desean interactuar con los usos y costumbres locales y están dispuestos a coparticipar en las mismas para aprender, el elemento cultural está presente en cada día del viaje.

    La Rosca de Reyes posee elementos muy hermosos que bien vale la pena compartirlos con los huéspedes del hotel, especialmente los de origen extranjero.

    Existen diversas variantes de este pan a lo largo y ancho del planeta, por ejemplo en Portugal se llama “Bolo Rei”; en Estados Unidos se le conoce como King’s Cake e incluso es usado aun en algunas celebraciones relacionadas al Mardi Gras; en Francia, Belgica, Suiza y Canada del Este se le conoce como “Gâteau de Rois”; Grecia por su parte le llama “Vasilopita” y en Cataluña “Tortel”; Colombia tiene un pan dulce llamado roscón que se rellena de bocadillo (dulce de guayaba) o arequipe (dulce de leche) pero en Mexico se le llama “ROSCA DE REYES” Y su sentido histórico rebasa cualquier expectativa de unión y comunión entre amigos y familiares radicada en la fe cristiana.

    Cuenta la historia que la degustación de pan con dátiles e higos inicia en la “Saturnalia” romana. Esta festividad en honor al dios Saturno se llevaba a cabo entre el 17 y el 23 de Diciembre y que coincidía con el solsticio de invierno.

    La llegada del Cristianismo intentó revocar esta celebración considerada pagana que a la postre se emparentaría con la misma Navidad. Los mismos romanos fuesen quienes iniciaron la costumbre de esconder un haba dentro del pan.

    En el año 354 aproximadamente se da inicio al festejo del nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. Poco después, la epifanía empezó a conmemorarse el 6 de enero, día mismo en el que los cristianos occidentales celebran la llegada y adoración de los Reyes Magos a Jesús (los europeos ortodoxos del este suelen celebrar el bautismo del niño Jesús).

    La tradición de la rosca se afianzó durante la Edad Media en países como Francia y España, donde la preparación ha variado con los siglos. En México la tradición fue introducida en el siglo XVI y el haba fue sustituida por uno o varios muñecos hechos de porcelana que con el tiempo fueron reemplazados por plásticos.

    Cabe señalar que cada uno de los elementos de la Rosca tiene un significado:

    – La fecha es la misma de la llegada de los Reyes a entregar ofrendas a Jesús, por lo que muchos hogares católicos hacen uso de este día para entregar los juguetes a sus hijos como una ofrenda diferente a la del día de Navidad.

    – La forma ovalada de la rosca simboliza el amor de Dios, que no tiene principio ni fin.

    – Las frutas cristalizadas representan la gracia traída por Jesucristo, (otros afirman que son el símbolo del incienso, la mirra y el oro que trajeron los Reyes al niño Jesús, y otros consideran que son las joyas de los 3 reyes que significan amor, paz y felicidad, o las distracciones del mundo que impiden al hombre acercarse a Dios.

    La tradicional haba o higo que se escondía en el pan dulce fue reemplazada por la figura del Niño Jesús, que anteriormente estaba elaborada de porcelana y ahora es de plástico para resistir el calor.

    El niño escondido en el interior del pan simboliza cuando María y José escondieron a Jesús del rey Herodes, quien ordenó matar a todos los niños pequeños cuando supo que había nacido el ‘Rey de Reyes’.

    El cuchillo simboliza el peligro de muerte al que estaba expuesto Jesús.

    Quien encuentra al niño de plástico dentro la rosca, gozará de salud, abundancial, bendiciones y buena suerte y se convierte en Padrino del Divino Niño, Esto, significa en la tradición que deberá vestir con el ropón al niño y hacer una fiesta o “tamaliza” (convivio con tamales y atole para la familia y amigos con los que se parte la rosca).

    La tradición de vestir al Niño Dios:

    El Día de la Candelaria (2 de Febrero de cada año) se levanta al niño Jesús de su pesebre para su presentación en el templo. Se le viste de gala para llevarlo a oír misa, después de lo cual es colocado en un nicho donde permanecerá el resto del año. Con este festejo se da por terminada la época navideña.

    El 2 de Febrero se celebra como el Día de “La Candelaria” o Día de “La Luz”.

    Esta fiesta religiosa tiene sus orígenes en los pasajes bíblicos de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto. Este día también se bendicen las velas o candelas que son consideradas como buenas para apartar el mal y las enfermedades.

    La candelaria es también una fiesta que simboliza la unión del pueblo indígena con el pensamiento cristiano, ya que en ella se fusionan los rituales religiosos y prehispánicos, creando una fiesta original y única en el mundo, ya que en ningún otro país se celebra como en México.

    Estos datos dan origen a una historia, a una tradición a un legado que bien vale la pena preservar, compartir y entregar a nuestros invitados y a nuestros huéspedes. Hoteles Boutique de México, les desea a todos unas felices fiestas, un bienaventurado año nuevo y que la salud y las tradiciones se mantengan solidos como el roble y como la fe.

    Feliz Año Nuevo, Feliz día de Reyes; Feliz 2018.

     

    Les desea: La Familia HBM.

    Miguel Andrés Hernández

    22 años de trayectoria en la industria hotelera, actualmente Director Adjunto de Hoteles Boutique de México, Presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles así como del Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta por 2 años consecutivos (2010-2012). Administrador de Empresas Turísticas y Hoteleras y Mercadólogo, ganador del premio "Empresario del Año 2012" por el Latin American Quality Institute. Director General en Hoteles de Categoría Especial, Consultor y Experto en aperturas de nuevas propiedades hoteleras. Ha laborado en distintos países de Latinoamérica especializando su perfil en procesos de calidad total y consultoría mercadotécnica.